9 de mayo – 4 de junio  2000

Centro de Arte Contemporáneo/ Cuenca


La Fundación Antonio Pérez presenta cincuenta obras, entre dibujos y pinturas, realizados entre 1964 y 1971 a los que se unen dos esculturas que el artista llamaba Artefactos para la Paz. 

las obras expuestas pertenecen a la colección particular de su viuda, Elvireta Escobio, y reflejan la importante producción gráfica desarrollada por Millares en paralelo a sus famosas arpilleras.  Obras realizadas con una paleta reducida al rojo, negro y blanco.

A propósito de su producción gráfica Millares en una carta firmada en Madrid en diciembre de 1966 le confesaba al crítico Eduardo Westerdahl; con tantas cosas encima, lo que más me interesa, dentro del arte, se entiende, es el grabado, técnica a la que le he tomado tardíamente una gran afición.

 

IMG_20171213_083854 (Custom).jpg

Foto Santiago Torralba. Archivo FAP

 

Con esta exposición la FAP pretende rendir un homenaje a uno de los artistas más importantes del siglo XX y sobre todo un gran amigo de Antonio.

Natural de Canarias, Millares estuvo muy vinculado a la ciudad de Cuenca desde 1964, año en la que adquirió una casa. Su abuelo fue arqueólogo y sus hermanos grandes poetas.

En uno de sus viajes a Cuenca, Antonio conoció a Manolo Millares y a Antonio Saura con los que precisamente comenzó su colección.  Fallecido en 1972, Manolo Millares fue impulsor de las vanguardias, uno de los fundadores del Grupo el Paso.

En palabras de Antonio Pérez sobre Millares…fue un hombre que cerró un ciclo completo, con una obra rotunda sin resquicios, brillantes, fresca y de gran intensidad, un hombre tremendamente reflexivo y tímido que a través del arte mostraba su gran vitalidad.

d (Custom).jpeg

Foto Santiago Torralba. Archivo FAP

 

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg