El próximo jueves 5 de julio a las 12:00h, el Museo de Obra Gráfica de San Clemente inaugura la exposición, Verdú, Obra Gráfica y Múltiples 1977-2017 del artista valenciano Joan Verdú.

Obra Gráfica y Múltiples 1977-2017, nos muestra alrededor de 30 grabados en su mayor parte serigrafías, dando cuenta de la magnitud de la obra de Verdú, que tristemente nos dejó a finales del pasado 2017, y que tanto tenía todavía que contarnos. Esta exposición, que ya estaba programada antes de fallecer el artista, se ha llevado a cabo, gracias al trabajo de su hijo Tomás y su mujer Carmen, que con tanto mimo y cuidado están trabajando para cumplir todo lo que él dejó proyectado.

Ya pudimos ver una doble exposición dedicada a Verdú en las sedes de la Fundación de Cuenca y San Clemente en el año 2015, exposición tras la que Joan Verdú, que tenía una gran amistad con Antonio Pérez, decidió hacer una donación a la Fundación de toda su producción de obra gráfica.

A partir del próximo jueves podremos ver, en la muestra que se inaugura en San Clemente, parte de esa donación, y una vez que finalice la exposición, algunas de las obras formarán parte de la colección permanente del Museo de Obra Gráfica, junto con la obra Carmen, que ya forma parte de los fondos permanentes del museo desde 2016.

En esta exposición, podemos ver el lenguaje tan particular y reconocible que tenía Verdú, y como en gran parte de su obra trataba el tema de publicidad, entre otros,  a través de sus iconos, trabajados desde un punto de vista muy irónico y visual, que reflejan imágenes de la cultura popular a través de la reinterpretación del mensaje que contienen, y que provocan, que el espectador dibuje una sonrisa al ver cada una de sus obras.

Actualmente, también podemos disfrutar de la obra de Joan, en una muestra homenaje en la Colección Martínez Guerricabeitia en La Nau de Valencia, bajo el título 'Joan Verdú. Bonus Track'.

IMG_20180702_140324.jpg

 

En palabras de Josep Lozano Pastor, coleccionista y amigo, sobre la exposición…

Dialogar con la obra gráfica de Joan Verdú es tener que desarrollar parámetros estilísticos y técnicos, de la misma manera que lo haríamos si tuviéramos que hablar de su pintura.

Nos vamos a ver con las mismas etapas que evolucionan e involucionan, que ya son parte también de sus obras y de sus exposiciones, con todo el sentido del artista, porque forman inclusivamente parte de ellas: en todas sus series existe obra gráfica.

Las diferentes técnicas que Verdú emplea para contar sus conveniencias no tienen fin; no solo es hablar de las mismas influencias que imperan en su pintura, del mismo tratamiento gráfico en la organización de la propia obra, de la misma plasticidad... en el camino no habrá barrera entre lienzo y material impreso: sea cual fuere el método utilizado, solo se verá pintura escrita.

A veces, Joan se inspira en la propia técnica; otras, en su propia pintura. En ambos casos le motiva siempre la propia grandeza del mensaje. Quizá en su obra gráfica se siente más libre, huye del encorsetamiento artístico al que le encuentra una solución mecánica, y se deja llevar por la creación que a su vez impulsa, argumentando nuevos recursos en su propia expresión. A Verdú le hemos visto haciendo escultura, fotografía, collage, publi-arte, performance... y por supuesto, pintando; en todas las argucias estilísticas ha sido inexorable consigo mismo e inexorable con la rutina de la técnica.

Le maravillaba la imprenta. Para él era necesario y vital asistir, estar, corregir y ver surgir cualquier tipo de estampación que había planeado hasta el mínimo detalle comenzando por su libreta y perfeccionando, como haría el mismísimo Klein, sus azules, sus gamas de verdes, por supuesto sus rojos y sus amarillos, y no me perdonaría olvidarme de los metalizados, de los que hasta abusa en su última etapa. Eso sí, siempre subrayado todo, como buen calígrafo que pinta, por el negro, sin dejar de lado la materia sobre la que estampa.

 Fragmento del texto para el catálogo de la exposición. Josep Lozano

 

La exposición Obra Gráfica y Múltiples 1977-2017,  que se inaugura el próximo jueves a las 12:00h en San Clemente, muestra una pequeña selección de lo que fue la gran donación de obra gráfica que la FAP recibió en 2015 por parte del artista, y se podrá ver hasta el 30 de septiembre tanto en la sala temporal, como en el espacio vitrinas del primer piso del museo.

 

IMG_20180702_140253 (Custom).jpg

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg

  • Cuenca

  • San Clemente

  • Huete

Loading
Loading
Loading