En el año 2002 Elvireta Escobio, Eva Millares y Coro Millares dejaron en depósito en la Fundación Antonio Pérez, por la gran amistad que les une con Antonio, un total de veinte arpilleras del artista canario Manolo Millares. A partir de ese momento la Fundación dedicó un espacio monográfico para albergar los dieciocho cuadros y dos objetos escultóricos que han dado lugar al único espacio museístico del mundo donde se exhibe tanta obra, de manera permanente, de este artista.

Se trata de una selección de obras de medio y gran formato que abarcan un periodo comprendido entre 1962 y 1971. Entre ellas se encuentran algunas de las arpilleras más emblemáticas del artista como La Mina, Divertimentos para un político, Sarcófago para un personaje feudal, Antropofauna, Homúnculo, entre otros. Así como dos de los tres únicos objetos escultóricos que realizó el artista a lo largo de su carrera: Artefacto para la paz, de 1964 y 1967.

Estas obras clave para la Historia del Arte Contemporáneo, han participado en las principales exposiciones temporales realizadas sobre el informalismo tanto en España como en el extranjero, aparte de las realizadas exclusivamente sobre él por todo el mundo.

Al mismo tiempo, gracias a la colaboración de Elvireta Escobio, se creó hace unos años un centro de documentación en el que se han recopilado e informatizado los documentos privados, correspondencia, fotografías y publicaciones sobre Manolo Millares, convirtiendo a la Fundación en lugar de referencia para la investigación sobre el artista.

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg

  • Cuenca

  • San Clemente

  • Huete

Loading
Loading
Loading