Exposiciones Huete 2019

16 de junio – 6 de octubre 2019 

Museo de Fotografía de Huete


2019 Huete_04_page-0001 (Custom).jpg

 

En palabras de la comisaria de la exposición Oliva María Rubio, España años 50, es un trabajo documental, un álbum fotográfico sobre los pueblos y gentes de España que Carlos Saura fue descubriendo en sus diversos viajes por el país. Estas imágenes nos retrotraen a un tiempo que parece lejano y a unos lugares que ya apenas reconocemos. Una España mísera, de pueblos con calles sin asfaltar, con casas de adobe y piedra, de campesinos que se resguardan del frío con mantas, de hombres cuyo único medio de transporte son las carretas tiradas por burros o mulos, de mendigos, de mujeres vestidas de negro… Pero también una España de gentes abiertas, sencillas y trabajadoras. Una España que refleja la vida y costumbres de sus lugareños, con sus matanzas, sus vaquillas y novilladas, sus corridas de toros, sus fiestas –como la Semana Santa y las Fallas– y sus ritos. Una España con una gran riqueza cultural, resultado de múltiples influencias, como la de los árabes que ocuparon parte de la península durante varios siglos.

En los años cincuenta España fue un país que interesó a muchos fotógrafos tanto españoles

–Ramón Masats, Català-Roca, Joan Colom…– como extranjeros. Con la apertura de las fronteras, debida a acontecimientos de política internacional, llegaron a España numerosos fotógrafos, convertidos más tarde en grandes protagonistas de la historia de la fotografía: Eugene Smith, cuyo trabajo sobre la ciudad extremeña de Deleitosa fue objeto de polémica y de un amplio reportaje en la revista americana Life, Henri Cartier-Bresson, Inge Morath que realizó varios viajes por toda la península y cuyo trabajo fue recogido en un libro publicado en nuestro país en los 90, Brassaï que visitó Andalucía e hizo un importante reportaje sobre la Semana Santa, Elliott Erwitt, Robert Frank o Herbert List, entre otros. Todos ellos dan cuenta en sus reportajes de esa España triste y negra sumida en la pobreza, pero también de esa España que conserva sus ritos, sus fiestas y costumbres. Al igual que ellos, la mirada de Carlos Saura sobre esa España y sus gentes es de empatía con un pueblo que había sufrido los estragos de la guerra civil y seguía sufriendo la pobreza, represión y falta de libertades del franquismo.

Aunque reconocido internacionalmente por sus películas, muchas de las cuales han obtenido importantes premios en los festivales más prestigiosos del mundo, como Cannes, San Sebastián, Berlín o Nueva York, Carlos Saura ha venido compaginando su labor de director con la de fotógrafo. Debutó en la fotografía a una edad temprana y tuvo su primera exposición en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid en 1952. Durante varios años Carlos Saura trabajó profesionalmente como reportero fotográfico cubriendo los Festivales de Música y Danza de

Granada y Santander. El diario ABC publicó una de sus fotos en portada y la revista Paris-Match le llegaría a ofrecer un puesto como fotógrafo de plantilla. Carlos Saura ha realizado retratos, fotografiado la ciudad y sus gentes, sus pueblos, su entorno familiar y social, la calle. Desde entonces no ha dejado de utilizar su cámara, haciendo retratos de su familia y de su entorno, fotografiando sus rodajes y realizando fotografías pintadas a las que denomina “fotosaurios”.

Oliva María Rubio

Comisaria de la exposición

La exposición que se inaugura el próximo domingo 16 de junio, podrá verse en la sala de exposiciones temporales del Museo de Fotografía de Huete hasta el 6 de octubre.

 

023_Saura (Custom).jpg

 

 

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg