16 de mayo- 23 de junio 2014

Centro de Arte Contemporáneo de Cuenca


El desván

Vanessa Sánchez

Lo importante no es el recuerdo, lo importante es si recordar nos ilumina.

¿De dónde obtengo las ideas que me obligan a trabajar de nuevo? De la memoria.

La memoria inmediata es una memoria icónica, se alimenta de analogías y a través de ellas comprendemos lo que nos rodea. La memoria profunda, por el contrario, desdibuja los contornos y queda, como flotando, en la conciencia.

La memoria de cada uno es la representación interna del mundo que vamos construyendo a lo largo de nuestra vida. La memoria no es un almacén. La memoria es un espacio neuronal, extraordinariamente vivo. El motor de nuestra vida psíquica… y de nuestro comportamiento.

Alberto Corazón, El mapa no es el territorio.

 

Publicación1.jpg


Entras en una habitación silenciosa, vacía.

En una esquina se acumulan alrededor de un viejo baúl multitud de imágenes saturan- do el espacio, amontonadas, sin ningún orden aparente, olvidadas.

Un montón de recuerdos ante los que te encuentras sólo y con la oportunidad de inda- gar, de cotillear en una vida ajena.

Ese desván podría ser la memoria de cualquiera de nosotros.

El día a día hace que no tengamos tiempo de subir a esa habitación donde acumulamos todo tipo de cosas para después no prestarles más atención.

Sin embargo cada cierto tiempo hay que hacer limpieza…

Los recuerdos están compuestos por fragmentos.

En unas ocasiones nuestro cerebro consigue unir un mayor número de fragmentos que en otras.

En este sentido los recuerdos son como puzzles. Daniel Schacter, psicólogo en la universidad de Harvard, afirma en una entrevista mantenida con Punset que “el recuerdo de una experiencia concreta se compone de fragmentos de información que se guardan en lugares distintos del cerebro (…) cuando recordamos, cuando tenemos la experiencia de rememorar el pasado, lo que sucede es que estos pedacitos de información vuelven a unirse desde las distintas partes del cerebro”.

Hay ocasiones en las cuales nos encontramos con piezas de distintos puzzles que, por una u otra razón, aparecen unidas, superpuestas. En estos casos es más oportuno amontonar esas piezas que reorganizarlas. Al fin y al cabo, este proyecto hace un ejercicio de recuerdo, no de memoria.

Transportarnos al pasado nos hace ver los hechos con perspectiva, en realidad todo lo pasado con posterioridad pertenece al futuro de ese momento. Estamos reviviendo un recuerdo del cual conocemos su futuro. Saber qué ocurrió qué haría tras la experiencia hace que nos bajemos de esa máquina del tiempo con una actitud más humana.

Aquí dejo de lado mi timidez para sacar a la luz mis recuerdos, mis luces y mis sombras, mis anécdotas y mis dramas. Mis secretos.

El hecho de meterse en la vida de alguien sin que lo sepa, esperando encontrar algo interesante, es común a todos nosotros, lo reconozcamos o no, lo desconocido, lo secreto o lo ajeno es algo que siempre nos atrae.

 

P1030844.JPG

 

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg