9 de julio- 5 de septiembre 2004

Centro de Arte Contemporáneo/ Cuenca


Fuente Diputación Provincial de Cuenca

Ayer se presentó en Cuenca la exposición Pinturas, del portugués Manuel Amado. Una exposición de una artista que abandonó su trabajo como arquitecto, después de quedar impresionado por la obra de Edward Hopper, para dedicarse desde 1987 a la pintura.

 

Manuel Amado.jpg

 

La exposición que consta de 39 óleos sobre lienzos de lino, se divide en cuatro bloques que corresponden a distintas etapas de su obra, en A casa sobre o mar, recrea detalles de estancias que tiene almacenados en su memoria. El tríptico O cuatro de Fernando Pessoa, surge de un encargo de la Casa Fernando Pessoa en 1993 y muestra una parte de lo que Amado imagina que fue la habitación de poeta en diferentes horas del día.

A grande cheia, que traducido significa la gran inundación y Grupos, una serie de naturalezas muertas, que según reconoce Amado es lo que más trabajo le ha llevado, ponen el broche final a la muestra.

En todas sus pinturas, los contrastes de luces y sombras y sublimes perspectivas están siempre presentes. Esta es una de las características que hace que su obra sea comparada con la pintura de perspectiva arquitectónica del Renacimiento italiano, con la única salvedad de que sus obras carecen de narrativa o contenido humano, son lienzos vacíos y silenciosos. En sus obras Amado sugiere de alguna forma que el personaje o personajes se encuentren frente a la obra, no en su interior.

Cuando Manuel Amado habla de sus trabajos explica que el equilibrio estético de sus pinturas reside en dotarlas de una serenidad y belleza cautivadora a la vez que se esfuerza por dar autenticidad  a sus percepciones y recuerdos visuales.

 

l.jpeg

 

Para saber más

http://www.manuelamado.com/

Consorcio Ciudad de Cuenca.jpg

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Diputacion de Cuenca

Fundacion Antonio Pérez

Ayuntamiento de San Clemente.jpg

Ayuntamiento de Huete.jpg